Botox

Es un procedimiento seguro y altamente eficaz para las arrugas que tienen su origen en la gesticulación, es decir, al sonreír o fruncir el ceño por ejemplo, así como también les beneficia a personas que padecen de párpados caídos y aspecto de cansancio facial. La técnica es indolora, por la previa aplicación de anestesia en crema, así como segura, exitosa y aplicada por la dermatóloga Alhely Niebla con los mas altos estándares de calidad.

¿Te quieres realizar un tratamiento con Botox?

¡Agenda una cita!